Mis amigos

domingo, 25 de enero de 2015

BUNT CAKE DE LECHE CONDENSADA Y NARANJA

Aún estoy a tiempo de invitaros a compartir conmigo la merienda, acompañada de un delicioso café.



Este bizcocho tiene el aroma inconfundible de la naranja y la esponjosidad que le da la leche condensada. Todo ello, bañado con un glaseado de naranja, hacen de él un bocado exquisito y digno de repetición. ¡Qué os voy a contar que voy por el tercer trozo en menos de una hora!.




Os cuento ahora mismo cómo hacerlo para que no perdáis tiempo en disfrutarlo.


INGREDIENTES

220 g mantequilla sin sal
200 g de harina (yo utilicé la especial para bizcochos)
240 g de leche condensada
4 huevos medianos
100 g azúcar
1 cucharadita de polvo de hornear (Royal)
½ cucharadita de sal
2 cucharadas de zumo de naranja
2 cucharadas de ralladura de naranja

Para el glaseado:

250 g azúcar glas
4 cucharadas de zumo de naranja
4 cucharadas de leche




ELABORACIÓN

Empezaremos como siempre por poner el horno a calentar a 160ºC calor arriba y abajo. A continuación, derretimos un trocito de mantequilla y con la ayuda de una brocha, vamos untando el molde con la mantequilla, asegurándonos de que queda bien cubierto.

En un bol, pondremos la mantequilla, el azúcar y la leche condensada y batiremos hasta obtener una mezcla cremosa.

Añadimos los huevos de uno en uno y sin dejar de batir, esperando a mezclar perfectamente cada uno de ellos antes de incorporar el siguiente.

Es el momento de mezclar la harina con la levadura. Lo haremos cucharada a cucharada y mezclando perfectamente. Por último, añadimos la sal y volvemos a integrar bien.
Pasamos la mezcla al molde y le daremos unos golpecitos contra la encimera para asegurarnos de que la masa quede sin aire y perfectamente nivelada.


¡Al horno!. Esperaremos unos 35/40 minutos. Sabremos que el bizcocho está listo cuando lo pinchemos con una brocheta y ésta salga limpia.


Dejaremos enfriar en el molde y sobre una rejilla durante 10 minutos y desmoldamos.


Mientras enfría, podemos ir preparando el glaseado.
En un bol ponemos el azúcar glas y vamos alternando una cucharada de zumo y una de leche, mezclando con cuidado y repetiremos esta operación hasta obtener una consistencia cremosa. A mi me gusta más bien líquida para que no quede una capa gruesa pero eso es cuestión de gustos.



Vertemos la glasa por encima y ¡listo!.




Espero que disfrutéis de la merienda tantas veces como seáis capaces porque ¡es un no parar!.





Fuente de la receta: Mi toque más dulce.

Un beso.


Mamen

domingo, 30 de noviembre de 2014

CRUMBLE DE MANZANA

Una receta muy sencilla de realizar y que nos ha sorprendido muchísimo. Había visto infinidad de veces por la red recetas de crumble pero siempre las dejaba para algún momento que nunca llegaba hasta que buscando recetas con manzana, volví a encontrarme con ella y ésta vez, me decidí.



La verdad es que no tenía muy claro con qué me iba a encontrar, es un postre totalmente nuevo para mi y tengo que confesar, que nos ha maravillado.



El sabor de la manzana con la canela, es impresionante pero eso ya lo sabemos. Lo que me encantó fue la mezcla de mantequilla, harina y azúcar del crumble. Es espectacular, delicioso, creo que ha sido lo que más me ha gustado.
¡Vamos a prepararlo!

INGREDIENTES
160 g de harina
100 g de azúcar
100 g de mantequilla
1 cucharada de canela
4 manzanas





ELABORACIÓN

Empezaremos por el crumble. Para ello pondremos en un bol la mantequilla a temperatura ambiente, la harina y el azúcar y lo vamos mezclando hasta que nos quede una mezcla arenosa. Metemos en la nevera mientras preparamos el resto.





Ahora vamos con las manzanas. Las pelamos y cortamos en cubitos. 



En una sartén, derretimos un poco de mantequilla y añadimos las manzanas y la cucharadita de canela.



Cocinamos durante 12 minutos a fuego medio. Dejamos enfriar.



Precalentamos el horno a 200º C.

En un molde echamos las manzanas formando la base y, a continuación tapamos la manzana cubriéndola con el crumble.




Metemos en el horno durante 5 o 10 minutos o hasta que se dore. Sacamos y dejamos enfriar.





Fuente de la receta: Petitchef


Un beso.

Mamen